Casa rural con encanto y el carácter más genuino del Empordà

Cal Bisbe se encuentra ubicada en el vecindario de La Vall, entorno privilegiado del municipio de Capmany, pueblo vitivinícola por excelencia de la D.O. Empordà, muy bien comunicado y cerca de todas partes, Figueres a 15 minutos, La Jonquera y Le Perthús a 10 minutos o las playas y calas de la Costa Brava Norte a menos de media hora.

Cal Bisbe es una casa de pueblo que está en manos de la familia desde hace más de 80 años. Su rehabilitación fue muy cuidadosa, respetando y manteniendo su estructura original y potenciando su genuino carácter. Así mismo, se la ha dotado con todo el confort necesario de hoy en día.

Con su excelente orientación a sur y a receso del viento del norte, se puede disfrutar del sol todo el día y de las comidas en el exterior. El patio cerrado permite si se desea, el acceso de vehículos, y una zona ajardinada con césped natural rodea la piscina. La casa consta de dos plantas independientes, con servicio de calefacción, aire acondicionado y Wi-Fi gratuita en todas sus estancias.

En la planta baja encontramos, el porche que sirve de comedor exterior, recibidor, cocina, baño, y una amplia estancia con dos camas individuales (2x90x200) seguida de una cama de matrimonio (160×200).

En la planta de arriba, encontramos una terraza, sala de estar / comedor, cocina, baño, una habitación de matrimonio (160×200) y una habitación doble (2x90x190). Así mismo unas escaleras de madera conducen a un altillo de armarios.

Cal Bisbe tiene capacidad para 8 plazas y todas pueden ser para adultos, pues no disponemos de supletorios o sofás camas que puedan perturbar el descanso de nuestros huéspedes.

Disponemos de cuna y trona para los más pequeños, sin coste añadido.

Se admiten dos mascotas por grupo como máximo, sin coste añadido.

Disponemos de bicicletas para menores y adultos, sin coste añadido.

Disponemos de leña propia para la barbacoa y las chimeneas, sin coste añadido.

Cal Bisbe se alquila de forma INTEGRA a un mismo grupo, lo cual quiere decir que no hay espacios comunes o piscina que deba compartirse con otras personas.